Cómo cuidar el cordón umbilical

Es sumamente importante que el cordón umbilical se higienice correctamente para evitar infecciones. Qué hacer y qué evitar hasta que se cae el cordón de tu bebé.


El cordón umbilical
Mientras están en el útero, los bebés reciben las substancias nutritivas y el oxígeno que necesitan a través de la placenta, la cual está conectada a la pared interna del útero. A su vez, el bebé tiene una
abertura en su abdomen por donde sale el cordón umbilical que lo une a la placenta.

Después del nacimiento, el cordón umbilical se sujeta con una
pinza especial y se corta cerca del cuerpo del bebé en un procedimiento indoloro, quedando el muñón umbilical.

Cuánto tardará en secarse?
Por lo general entre 7 y 21 días después del nacimiento, el muñón se secará por completo y se caerá, quedando una pequeña herida que podría tardar unos días en cicatrizarse.

Cuidados e higiene
Es importante mantenerlo limpio y seco. Dobla la parte de arriba del pañal hacia abajo, destapando el ombligo y el muñón para que quede expuesto al aire y no esté en contacto con la orina (o compra pañales para recién nacidos que ya vienen recortados por delante para dejar el muñón al aire).

Algunos profesionales recomiendan a los padres limpiar diariamente la base del muñón umbilical con un pedacito de algodón mojado en alcohol. Sin embargo, investigadores han encontrado que los cordones umbilicales que no reciben ningún tratamiento cicatrizan más rápido y sin infección que los que son rociados con alcohol.

Cuando se caiga el muñón umbilical, puede que notes un poco de sangre en el pañal. No te asustes, porque esto es normal.

Mientras no se le caiga el muñón a tu bebé, evita darle baños de inmersión, y dale solo baños de esponja.

En los días más cálidos, ponle simplemente un pañal y una camiseta suelta para que le circule más el aire y se seque más rápidamente el ombligo. Evita las camisetitas de una sola pieza hasta que se le haya caído el muñón, y nunca trates de quitárselo, aunque parezca que solo está colgado de un hilillo.

A pesar de que las infecciones son muy poco comunes, comuníquese con su médico si su bebé presenta cualquiera de estos signos:
• Secreción de color amarillento y maloliente del cordón.
• Piel enrojecida alrededor de la base del cordón.
• Llanto cuando usted toca el cordón o la piel que lo rodea.

Granuloma umbilicalA veces, después de que se seca y se cae el muñón umbilical, quedan algunos pedacitos de piel nudosa y puede haber supuración de fluido claro o amarillo. Estos "granulomas umbilicales" podrían desaparecer por sí solos o requerir tratamiento médico. Pero no son serios ni contienen terminaciones nerviosas, por lo cual, si hay que hacer cualquier tratamiento, este sería indoloro para el bebé. Por lo general, esta afección desaparecerá en alrededor de una semana. Si no fuera así, es posible que su pediatra deba quemar (cauterizar) el tejido granulomatoso.

Hernia umbilical
Si la zona del cordón umbilical de su bebé parece salirse hacia afuera cuando llora, es posible que tenga una hernia umbilical. Esto es un pequeño agujero en la parte muscular de la pared abdominal que permite que el tejido sobresalga cuando hay presión dentro del abdomen (ej., cuando el bebé llora). Esta no es una afección grave y, por lo general, se cura sola entre los primeros doce y dieciocho meses.  En el caso improbable de que no se cure, es posible que el agujero deba cerrarse mediante cirugía. Sujetar esta zona con cinta adhesiva o sujetar una moneda con cinta adhesiva sobre ella podría ser perjudicial.

En este video puedes ver una pequeña guía sobre el cuidado del cordón umbilical


Fuentes Academy of Pediatrics / BabyCenter
La información contenida en este artículo no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.

No hay comentarios :

Publicar un comentario